Bienestar, sanación y transformación.

Salud mental y salud sexual con enfoque de género

Estamos ubicados
Online y en Bogotá
Horarios
Lun a Vie - 8 am a 5 pm

Transfobia en la comunidad gay y en la heterosexual


Imagen tomada de Deviant Art: Transgender Slave by ~Shiia.

¿Será que a los transgeneristas sólo los quiere la mamá? Y les cuento que a veces ni ella. El principal apoyo de este comunidad transgenerista en Medellín compuesta de transexuales, travestis y transformistas son ellos mismos y cuentan con el apoyo de la Mesa de Trabajo LGBT de la Alcaldía de Medellín y en la vida corriente con el de La Silly, personaje trans característico de la ciudad.

Personalmente me entristezco cuando me entero de un atropello a esta población. Acaso, ¿no son seres humanos?, ¿Qué problema hay con que no sigan patrones sociales de género o de sexo si no molestan a nadie, no matan y no roban? Un@ pensaría: ¿Si ell@s no se meten con uno, uno por qué con ellos si? ¿Qué es lo que molesta tanto en sus atuendos, en sus movimientos o en su forma de ser?

Donde esta sociedad fuera toda de transgeneritas los raros serían los heterosexuales. Me imagino los trans diciéndoles a los hetero: “Y qué está haciendo este hetero de mier.. por aquí?”, “Desaparecete ya!”, “Jua Jua Jua mirá que loco”. Imaginate esto todos los días… mínimamente te sentirías mal, excluido y te deprimirías. Pues bien, los transexuales también son humanos y sienten el rechazo social, mejor dicho, tu rechazo.

Dice Manuel Bermudez:

“…un nuevo crimen de odio por transfobia en la zona de Barbacoas que dice en uno de sus apartes: Es angustioso saber que cada vez se aumenta el rechazo con los Trans en Medellín por parte de los miembros de su mismo grupo poblacional: hay discotecas y bares que no permiten su entrada, algunos con orgullo exhiben su publicidad como “0 -cero- Travestís”, hay espacios en la ciudad que asumimos para toda la población LGBT, y lo T, ni siquiera lo percibimos…

Replicamos en nuestros congéneres trans, con estas actitudes, las mismas, sino peores, fobias que sobre nosotros tradicionalmente ha marcado la cultura hetero-sexista y hetero-normativa. Fobias que ellos y ellas fundamentan en que la presencia y manías gay desestabilizan su heterosexualidad. Sería inimaginable que nosotros igualmente, nos estemos previniendo al cerrarle el paso a travestis y transexuales, de que la condición y el estereotipo gay se menoscabe en el compartir con lo trans. Olvidando además, que históricamente han sido ellos quienes más han dado la cara y recibido atropellos sociales, en muchos casos sin serlo, por los homosexuales. A través de sus maneras lúdicas y coloridas, primero y con mayor fuerza han resistido el embate de la normatividad del macho.”

Los invito a que sigan leyendo esta reflexión en el blog de Manuel Bermudez, activista LGBT de la ciudad en su post: Ojo: la peligrosidad de lo trans en el escenario de una identidad gay.


Psicóloga Alejandra Quintero R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.