Bienestar sexual y erótico

Sexualidad positiva

Estamos ubicados
Online y en Bogotá
Horarios
Lun a Vie - 10am a 7pm

Alejandra Quintero Rendón y Madame Kukita en el Estilario de Universo Centro. Número 22, abril de 2011

Fotografía Juan Fernando Ospina

Estilario, por Raúl Trujillo.
Exclusivo para UC desde Buenos Aires

“Cómo nos gustan las pin-ups. Ha sido en las dos últimas décadas —en especial a partir del lanzamiento al mercado de los push-up — que la tan peleada liberación femenina, esa que tantas victorias políticas les trajo a las mujeres durante el siglo XX, mostró su otra cara. La girl power abría el milenio con su imagen poderosa ya no solo intelectual, ahora también podía ser ejecutiva y con sexappel. En los noventa, además de mencionados push-up, llegaron las siliconas, y los ángeles bomba de Victoria’s Secret que tanto calientan a los señores y hacen que sus mujeres corran a comprar on-line el modelito que antes fue de sex shop para una noche de celebración o reconciliación. De esto y más experticias sobre el sexo no reproductivo es asesora la psicóloga Alejandra Quintero, que cual bombom girl posa sonriente para la lente de Juan y pícara lleva con su cuerdita extensible a Madame Kukita, su eterna compañera (sólo con verla me parece escuchar el histérico y agudo ladrido de perrita faldera).

Hoy como pin-ups, muchas mujeres recorren las calles con sus cuerpos esculturales, luciendo la clásica silueta reloj de arena que hace cien años hiciera de las chicas ilustradas por Charles Gibson todo un suceso de marketing. Eran altas, con su figura ceñida por un corsé. Tenían la nariz y la boca pequeñas y bien definidas, pero sus ojos eran un poco más grandes —algo que aún caracteriza a los cómics y el manga—. Así la imagen de la bien educada chica rica americana, un tanto más relajada que la europea, se reprodujo por miles y sobre cientos de objetos, y pronto fue uno de los primeros fenómenos de moda trasatlánticos.

Las fotografías de lindas chicas ligeras de ropas y en posturas insinuantes, impresas en formato de tarjeta postal, volaron como fenómeno comercial. Con pines fueron clavadas como estacas en las literas, los guardarropas y cuartos de los chicos americanos, y a estas coquetas excitantes muchos le deben numerosas lunas de miel en la mano, como dice la canción de Virus. Tal fue el boom de las postales que las revistas de farándula que promovían el naciente jet set y la cultura mediática masiva TV, pronto tuvieron una doble página central con la chica del mes “tamaño póster para tu habitación“.

Hace ya un tiempo, cuando hacíamos el reporte del comportamiento del consumidor de moda colombiano de Inexmoda, y después de cinco años de registrar el uso de los corsés ya no solo para momentos de seducción, decidimos que era el momento de incluirlos dentro del listado de tipologías–artículos-básicos, es decir, entre aquellos que estén o no de moda en el sistema internacional, siempre deben hacer parte de las colecciones para el mercado colombiano. Lo que, quién sabe, también podría cumplirse para una buena parte del mercado de latinas norteamericanas, con Sofía Vergara o JL como abanderadas del latin power.

Volviendo a los pin-up, no podemos decir que se trate de un fenómeno retro, pero sí que se puso de moda por su preciosismo gráfico y lúdico, entre porno e infantil. Nada más vigente que una top model, vedette o pop star en campañas de productos. Eso sí: No las pongas a promocionar productos de indumentaria, ya que es lo menos que de ella verán los espectadores, pero hasta para vender tuercas, tornillos y cervezas son un poderoso imán.

Alejandra prefiere los códigos más convencionales sobre lo sexy: a la minifalda le queda más picante una abertura, y las medias, con vena como las de antes, dibujan un sinuoso corazón en los talones y terminan en los tacos rojo pasión, a tono con la manicura y el lápiz labial. De encajes y ataduras se ha cargado la moda. La estética denominada Boudoir, relacionada con la ropa interior y los trajes para estar en las recámaras que se usaron en el Trianon, la residencia paradisíaca de la preferida del rey, muy cerca de Versalles, se cuela y asoma por entre escotes, ruedos y largos encajes, puntillas, cintas, cordeles o galones, donde el juego del brillante y suave satín se mezcla con el afelpado y estimulante del terciopelo.

Parece que después de Lara Croft las nuevas pin-up serán virtuales o de videojuegos, pero son varias las películas que nos muestran otra belleza con abierto contenido sexual. La legendaria amazona guerrera, a veces intergalácticas como las sher-ra de los cómics, es otro imaginario para sumar al voluptuoso pin-up”

Psicóloga Alejandra Quintero R.

¡No a la minifalda! … ¿No a la minifalda?


Los años 60 marcaron un punto de quiebre en la historia de sexualidad en occidente con la revolución sexual y de mano de ella, la invención de la minifalda.

… en estos años, al irrumpir Los Beatles y los Rolling Stones en la escena música, la píldora comenzaba a ganar espacio revolucionario y con ella, una nueva permisividad sexual. Londres vivía una etapa de euforia y las drogas eran un lugar común. La impronta de la moda cambiaría para siempre a partir del momento en que Mary Quant introdujo la minifalda (mini-skirt)…

Tomado del libro: Debajo del vestido y por encima de la piel de Diana Avellaneda. pag 152

Entre 1964 y 1965 la diseñadora Mary Quant lanzó una falda cortita que subía 15 centrimetros sobre la rodilla, algo impensable para la moda en su momento, pero la idea era clara: Mas libertad, menos reglas. De esta manera consiguió popularizar el uso de la minifalda en las jóvenes permitiendo que la moda fuera accesible para sus bolsillos.
Pese a las prohibiciones de la iglesia, la diseñadora lanzó la minifalda y las chicas usaron esta minúscula prenda sin importarles que estuvieran “pecando”. Recuerdo algunas homilías donde los curas decían: “las mujeres que se visten de modo indecente pecan por que hacen pecar a los hombres con el pensamiento”, además de esta idea, todavía mucha gente piensa, incluidos algunos jueces y abogados, que el uso de la minifalda es causal de las violaciones y dicen: Las mujeres que usan minifalda y escote busca que las violen.
Al respecto del largo de las faldas, las que más han lidiado con este tema son las colegialas, la regla de sus escuelas dice: “se debe llevar el ruedo de la falda hasta la rodilla”, pero el ánimo juvenil las hace subir un poco más… realmente mucho más. El temor que guardan es a no ser vistas por el director de disciplina o el rector del colegio pues implicaría una falta de disciplina y un envío de nota a los padres para que le bajen el ruedo a sus castas faldas.
Ahora bien, se pone una mujer una minifalda y lo único que hace es bajársela todo el día. Una se sienta y bájese la falda, se para y bájese la falda, camine (y como se va subiendo), bájese la falda. Los hombres se preguntan: “¿Para qué se ponen una falda corta si todo el día se la están bajando?” ¿Acaso es una mano que guarda el pudor de quien usa la minifalda? ¿Se esconderá un ápice de recato en ello o es incomodidad frente a la prenda?
Pues bien, 40 años más tarde de que la mini se impusiera en la moda y fuera usada con furor en su época y en lugares calientes como Valledupar por ejemplo, el director del Hospital Rosario Pumarejo de López en Valledupar (en el mismo lugar que hace calor) prohibió el uso de la minifalda por parte de sus empleadas y usuarias que fueran a entrar al hospital. Mejor dicho, si viene con minifalda no la dejamos entrar, excepto en caso de que se esté muriendo, pues sólo dejan entrar mujeres por urgencias.

Veamos:

¿Cuál es la razón para que se hagan estas prohibiciones?
El director del convento, perdón, del hospital “explicó que no se trata de una restricción sino de no utilizar una prenda provocadora. Paradójicamente sostuvo que una mujer en minifalda estás más expuesta a contagiarse de enfermedades, virus o alergias. “Hay que protegerlas (a las mujeres) de enfermedades contagiosas y que sean victimas de ataques”, agregó. Tomado de LaFm

“Geiner Gaona, otro usuario, se mostró en desacuerdo, y jocosamente expresó que para un enfermo podría servir hasta de terapia. “Un paciente que vea a una chica bacana puede levantarse de la emoción”, sostuvo. Tomado de El Heraldo.

Los comentarios en el facebook de El Diván Rojo, apuntan a que estas medidas son retrógradas y son muestra de retroceso cultural.

Para ampliar la imagen dá click en ella.

Desde El Diván Rojo quiero hacer una defensa de la minifalda como herramienta de seducción y erotización. (Aclaro, esta defensa excluye los empleos de mal gusto). Nada más estimulante que el cruce de piernas con una minifalda, la mirada cautiva en el triangulo negro que se hace entre las piernas y la falda o la búsqueda de la certeza de si una mujer lleva pantis o no cuando logramos ponernos por debajo de ella mientras sube las escaleras o cruza el puente (por cierto que esta última es una razón por la cual muchas mujeres evitan tomar los puentes peatonales). Hay muchos usos de la minifalda que nos erotizan y eso que en este artículo no hemos hablado de las medias veladas que también colaboran con la función.

Que rico sería generar un juego de pareja donde la mujer emplee una minifalda sin pantys sin que su pareja lo sepa, y que en un momento inesperado y sorpresivo, se abran las piernas lentamente como si se abriera un telón que provoque la mirada, la contemplación, el beso, la caricia y hasta la penetración. (Sino que lo diga Sharon)

Así pues que les dejo esa recomendación para que procuremos darle un buen uso a la minifalda desde el buen gusto, la seducción y el erotismo.

Hablando de minifaldas les recomiendo por último, el reciente libro de Taschen llamado: El gran libro de las piernas. Es un placer visual que espero disfruten.

Psicóloga Alejandra Quintero R.

Lencería, erotismo, seducción y pareja. Entrevista a Alejandra Quintero R.


Querid@s lector@s, les quiero compartir una entrevista que me realizó la diseñadora Ana Maria Rivas, quien me autorizó a publicarla con la idea de que sea útil para muchas personas, no sólo para ella, quien fue la que la escuchó.

Así pues, espero que sea de mucho provecho para todas y todos.

1. ¿Cuál es la importancia que reviste la lencería erótica para las mujeres?
La lencería además de proteger y esconder partes del cuerpo, tiene la capacidad de exaltar sus partes y elevar la curiosidad por lo que se oculta. La lencería erótica le da a la mujer con actitud seductora –pues es claro que la lencería por si sola no hace que una situación o persona sea erótica- una herramienta más para su juego de seducción, erotismo y coquetería, aspectos que hacen parte de la lúdica sexual de las parejas.

Tiene importancia para las mujeres en tanto:

– Elevan su potencial erótico y de seducción.
– Facilitan su acercamiento sexual a la pareja.
– Apoya la autoestima, en la medida que se perciba la lencería como una forma de seducirse, quererse y autoerotizarse así misma para posteriormente seducir a la pareja.

2. ¿Cuál es la importancia que reviste la lencería erótica para las parejas?
La lencería erótica le brinda a las parejas una herramienta de seducción, erotización a través de la fantasía y los juegos sexuales que se pueden realizar con ésta. La prenda como tal constituye un fetiche, el cual puede ser incluido en la relación sexual como un elemento que eleve la excitación. Así mismo, partiendo de la idea de que en las relaciones sexoeróticas los 5 sentidos intervienen, la lencería erótica se convierte tanto es un estímulo visual como táctil y en algunas ocasiones incluye la estimulación del olfato y del gusto. Por lo tanto, una lencería que agrade a la otra persona desde lo visual y lo táctil se convierte en una fuerte herramienta de estimulación de la excitación sexual.

3. ¿Qué tipo de mujeres y parejas emplean la lencería erótica?
Normalmente este tipo de lencería es empleada por mujeres con carácter, con actitud erótica, seguridad personal, autoestima, creatividad, innovación y que buscan permanentemente sentirse bien y deseadas. Sentirse deseadas es la sensación que mas busca la mujer que emplea este tipo de lencería.

4. ¿Por qué se excluye al hombre como potencial usuario de la lencería erótica?
Normalmente el hombre, dados los condicionamientos culturales y el aprendizaje social, ha sido castrado en su capacidad erótica, debido a estereotipos de género que procuran un hombre muy sexual pero poco erótico o lúdico. Los hombres que se permiten vivir su masculinidad más allá el estereotipo hegemónico y normativo, son aquellos que podrían permitirse el empleo de lencería erótica en su diario vivir.

5. ¿Cómo se involucra el empleo de la lencería erótica en la dinámica sexual y erótica de las parejas?
La lencería erótica como tal no es un estímulo erógeno (excepto en algunos casos de fetichismo), ésta debe ir acompañada de una actitud erótica para que logre su cometido, por lo tanto, la lencería se involucra en dinámica sexual y erótica de la pareja cuando la pareja interpreta el empleo de la lencería erótica como una herramienta que le aporta lúdica a la relación y no como un elemento que permita cuestionar la moral de la persona que la porta. Es muy común escuchar hombres que cuestionan negativamente a su pareja cuando emplean lencería con fines de seducción, logrando que la mujer se sienta mal por ello y deje de usarla. El empleo de la lencería erótica va de la mano de la autoestima, la seguridad y confianza personal y de pareja y obviamente con el detrimento del machismo.

6. ¿Hay personas que tienen prejuicios para emplear la lencería erótica?
Si, podemos ver varios perfiles:
– Personas conservadoras
– Personas que tienen temor a ser rechazadas por su pareja,
– Personas con problemas de aceptación de su cuerpo, autoestima y autoimagen
– Personas con tabúes sexuales producto de una deficiente educación sexual y que tienen un cúmulo de condicionamientos sociales que reprimen las expresiones de la sexualidad.

Entre los prejuicios más comunes están:
“Esa ropa es para prostitutas”
“Jamás usaría algo así, que horror, eso es de mal gusto”
“Donde le salga a mi esposo así, me dice que me quite eso”
“Los bóxer con encajes o transparencias son para gays”

A medida que se logren derribar estos prejuicios y se propenda por una sexualidad más placentera y equitativa entre los géneros, el erotismo (de mano en este caso con la lencería) podrá ir ganando terreno.

7. ¿Cuál ha sido la evolución de la lencería para llegar a una caracterización o funcionalidad erótica?
La funcionalidad inicial de las prendas interiores era el cuidado y soporte de las partes del cuerpo que ocultan. En sus orígenes la lencería fue un lujo, por ello, las personas adineradas podían acceder a ella, mientras que los más pobres, andaban sin ropa interior (Qué sería más erótico en este caso?). Logra su caracterización erótica desde el mismo momento de su creación, pues al ocultar alguna parte del cuerpo, da pié a la imaginación y a la búsqueda de lo que oculta. Sin embargo, es importante aclarar que la interpretación de un objeto como erótico hace parte del campo subjetivo y lo simbólico, por lo tanto, más allá de la prenda, la actitud con la que se lleve determina qué tan erótica ser.


Psicóloga Alejandra Quintero R.

¿Puedes resistirte al llamado de las sirenas?

Para ver si te resistes o no, dá clic en la imagen.

Bajo esta pregunta, una de mis marcas favoritas de lencería: Agent Provocateur, impulsa la venta de sus productos, a través de videos interactivos que permiten apreciar su última colección de ropa interior mientras nos seduce desde lo visual y auditivo.

Que buena idea pasar de la imagen estática a la imagen en movimiento en la exhibición de la lencería.

Por mi parte, no me resisto al llamado de la seducción, y ustedes?

Para ver más videos, ingresa aquí.
Psicóloga Alejandra Quintero R.

Seducción y moda en El Diván Rojo TV.

Agent Provocateur es una de mis marcas de lencería preferida, su calidad, diseño y el manejo fotográfico han hecho de ella una de las prendas más importantes a nivel internacional. Mujeres como Kate Moss y Kylie Minogue han representado su imagen y la han posicionado como una marca emblema de la seducción y el glamour.

Agent Provocateur – Kylie Minogue

Y que me dicen de este video con Dita Von Teese (Mi modelo pinup favorita) vistiéndose y desvistiéndose con lencería de Agent Provocateur.

Por cierto, esta mujer aparece en el cabezote o el inicio del programa El Diván Rojo, ¿la reconocen?

Esta empresa británica creada en 1994 por Joseph Corré y por Serena Rees prefiere la lencería poco convencional y en palabras de su creador propone:

“Arrojemos los valores puritanos, vístete y sé indulgente contigo misma y con los deseos de tu cuerpo…”.

Aunque británica, afortunadamente no conserva los legados de la represión victoriana, no imagino cómo sería la lencería que usaba tan afamada señora, la Reina Victoria.

El programa de este miércoles a las 10 pm por Telemedellín (también lo pueden ver por internet en: www.telemedellin.tv) es justamente: La seducción y la moda y hablaremos sobre la historia de la ropa interior y la importancia de la moda y la actitud en la seducción. Se abordaran preguntas como: ¿La mujer que más muestre es más seductora?, ¿Le parece atractivo que un hombre use “narizona”?, ¿Por qué excita tanto a los hombres los ligueros? y analizaremos la importancia de la actitud personal como mayor elemento de seducción.

Si quieres pertenecer al club de AP ingresa aquí te enviarán a tu correo las últimas colecciones recreadas a través de una imágenes realmente seductoras. Este email no cae mal, se los aseguro.

Sé que muchos y muchas quedaron con la boca abierta después de ver estas imágenes, por eso quedo fielmente comprometida a mostrarles más videos de Agent Provocateur, son una belleza y definitivamente tienen que estar en El Diván Rojo.

Psicóloga Alejandra Quintero R.

Hombres de falda en Medellín.

Fotografía: El Diván Rojo (Alejandra Quintero R).

Ellos dicen ser muy hombres y no pierden su masculinidad por ponerse una falda para trabajar en las noches, bajo el cielo de Medellín en el Pub Escocia, uno de mis lugares favoritos de la ciudad. En algunos países como Tailandia, Malasia, India, islas del pacífico, Escocia y muchos países árabes los hombres usan kilt, pareos, faldas, vestidos o túnicas para vestirse. Diseñadores como Custo, Agatha Ruiz de la Prada, Kenzo, Roberto Cavalli o Jean Paul Gaultier le han apostado a hombres con falda en sus colecciones, las cuales resultan ser atrevidas y revolucionarias.


Los pantalones han sido considerados una prenda masculina y ni que decir de las cremalleras que permiten develar el adminículo del amor o exaltarlo a la vista. En el siglo 15, en la terminación de la Edad Media y en los inicios del Renacimiento, cuando las braguetas, predecesoras de las cremalleras, eran usadas por la burguesía, además de tener un fin de protección de la estimada genitalia de su propietario, procuraban llamar la atención sobre sus partes que aunque nobles eran viriles y fecundas.


Retrato de Ludovico Capponi. Frick Collections de Nueva York.

El Retrato de Ludovico Capponi de Bronzino, nos muestra como la brageta sobresale orgullosa y llamativa.

La expresión verbal: “Póngase los pantalones” es signo de hombría, vigor y capacidad de afrontar las cosas, paradójicamente cuando uno se los desajusta un poco es cuando mejor se siente. Curiosamente mientras los hombres se deben subir o mantener sujetos los pantalones, las mujeres debemos bajar nuestras faldas para evitar que el viento, partidario de las intensiones masculinas, eleve nuestro vestido y descubra lugares comunes a todas las féminas.

El uso de los pantalones por parte de las mujeres aunque mal visto y sus valientes usuarias fueron calificadas de lesbianas, fue uno de los signos de la liberación femenina. ¿Será que cuando empiece la liberación masculina, recurrirán a la falda?

Lastimosamente el concepto de “género” que la sociedad ha construido es muy categórico y maniqueista, en otras palabras, o se es femenino o masculino, pero no se acepta el hecho que lo masculino involucre elementos femeninos o viceversa, o sea, la sociedad en la que nacimos considera que la vivencias, las particularidades y las diferencias están determinadas por el sexo biológico que supone una obligatoriedad en la identificación de género (femenino o masculino), lo cual conlleva a que antes de reconocernos desde los elementos comunes como seres humanos nos identificamos y categorizamos desde la diferencia: hombre vs mujer, femenino vs masculino.

Les quiero compartir algunas respuestas que me dieron los valientes hombres que usan falda como parte de su uniforme de trabajo.

A mi no me afecta, pero al prinicipio fue maluco porque me tocó aprender a sentarme como una mujer. Con la falda no me da ni frío ni calor, pero a veces me siento incómodo cuando tengo que subir escalas pues hay gente que se queda mirando como para ver algo pero yo uso boxer por debajo

A mi no me han molestado en la calle, los manes (hombres) lo ven a uno raro, incluso unos pelados de un restaurante que queda cerca, nos dijeron que éramos gay por usar falda… Me ha pasado que las mujeres se quedan hablando conmigo por que uso falda y eso ha jugado a mi favor, hay mujeres incluso que me hacen pedidos a la mesa con el ánimo de mirarme caminando con la falda”.

Moraleja: Un hombre con falda no es ni es gay, ni travesti, ni menos hombre, simplemente un Hombre con falda.

Link relacionado:
Comunidad en internet pro hombres con falda.


Psicóloga Alejandra Quintero R.

El erotismo en la pasarela de Cibeles 2008 en Barcelona

Hoy 15 de febrero culminó la pasarela de Cibeles Otoño Invierno 2008/09 en el recinto ferial de Madrid Ifema. El programa reuniró un total de 37 diseñadores lo cual lo convirtió en una espectáculo de moda muy completo y variado.

Andrés Sardá, uno de mis diseñadores favoritos, causó impacto y no era de esperar menos, pues logró hacer una combinación perfecta entre erotismo, glamour y buen gusto. Es por esta razón, que está en Mi Closet Rojo.

Aquí los dejo con algunos de sus diseños, espero lo disfruten tanto como yo.

Andrés Sardá Invierno 2008

Andrés Sardá Verano 2008

Y a los que les gusta el mundo de la moda, el glamour y el erotismo, les recomiendo el programa Sexies, que hace parte de la franja nocturna del canal Fashion TV.

Psicóloga Alejandra Quintero R.

Binomio de Seducción

Hace poco se llevó a cabo en Ecuador algo así como un Colombiamoda, pero allá se le llama Ecuador Fashion Week 2007, en donde se presentaron los diseñadores más representativos de Ecuador y algunos extrajeros, como Hernán Zajar.

El diseñador ecuatoriano, Fabrizio Celleri, ganador del premio al mejor diseñador de este año, lanzó su colección: Binomio de seducción, empleando el dúo blanco y negro, con la cual, accedió a tan codiciado título. (Aquí pueden escuchar lo que Celleri habla sobre su colección: http://www.youtube.com/watch?v=FO__bfPO_F4).

Paréntesis: El blanco y el negro siempre han sido un binomio muy seductor y aunque no lo hayan pensado, es también pornográfico… Las películas porno con actores blancos y negros, reciben la categoría de: Interracial y/o Black on Blonde.

Otra idea de seducción a partir del Blanco y el Negro, es la que nos trae el último video de Miguel Bosé con la canción: Como un lobo, que con un estilo Dandi logra combinar este binomio de colores de una forma espectacular. (o al menos para mi… pues como Ustedes ya saben, mis colores favoritos son el blanco y el negro… y después el rosa y el rojo)

Mi Closet Rojo: Sombrillas sensuales

En la nueva sesión Mi Closet Rojo, tocaré temas referentes al diseño y la moda de ropa o artículos que a mi parecer sean eróticos y glamurosos.

Pues bien, para inaugurar esta parte de mi blog, hablaré de las sombrillas, aprovechando que se aproxima el invierno. No son unas sombrillas cualquiera que se pueden comprar en cualquier agáchese. Son accesorios diseñados por grandes diseñadores que imprimen en ellas, un toque erótico y glamuroso.

Miremos estas de Chantal Thomass, que con su estilo vintage y can can renueva la sombrilla, convirtiendola en objeto de admiración, por su glamour y exquisites.

Además de su ropa que es hermosa, me fascinaron sus sensuales sombrillas.
Que delicia tener una como estas.

Y qué me dicen de esta creada por Jean Paul Gaultier?

Y esta de Brigitte Bardot?

Y qué tan esta para el gremio BDSM?

Además, las sombrillas están de moda.
Miremos todos los usos que puede tener, por medio de este video que hace la cantante Rihanna, en una canción que no se podría llamar diferente: Umbrella.
(Por cierto, este video me encanta también)

Todas me parecen hermosas, en especial las del diseñador parisino Chantal Thomas, que aparte de Coco Chanel es uno de mis diseñadores favoritos.

Los invito a que revisen sus colecciones, pues la verdad me han dejado de una pieza.

Para ver más sombrillas:
Estilo Can Can
De diseñadores actuales

sed nec vulputate, ante. consectetur Aenean Lorem facilisis ultricies