Bienestar sexual y erótico

Sexualidad positiva

Estamos ubicados
Online y en Bogotá
Horarios
Lun a Vie - 10am a 7pm

Mi consultorio rojo: Finjo orgasmos

Hoy me despierto feliz y contenta y me encuentro con una pregunta en la bandeja de entrada de mi correo, la cual realmente me conmueve.


Apreciada doctora, me gustaría saber, si para una mujer sentir y saber que tuvo un orgasmo necesita eyacular, porque la verdad ni cuando tengo relaciones sexuales ni cuando me masturbo sale el liquido aquel. De verdad necesito una pronta respuesta porque estoy cansada de fingirle los orgasmos a mi pareja. Muchas gracias y espero pronta respuesta

La respuesta es sencilla: NO y se estima que sólo un 35 % a 40% de las mujeres que tienen orgasmos eyaculan (y no semen).

Aunque tu pregunta iba sólo orientada al tema de la eyaculación femenina, quisiera darte una recomendación para que le mermes más al show y disfrutes más de tu sexualidad.

1. Conócete a ti misma: A través de la autoestimulación y la masturbación frecuente lograrás descubrir qué te gusta y qué no, por donde es y por donde no, lo cual te dará un conocimiento de tu cuerpo para comunicárselo a tu pareja. Es importante aclarar que la carta de navegación se la debes de dar tu.

2. Ejercita tu genitalia: Lastimosamente en el gimnasio no hay ejercicios para poner en forma la vulva y la vagina, por eso los debemos practicar en casa. Los ejercicios de Kegel traen muchos resultados, sin embargo, si no eres juiciosa practicándolos, te recomiendo al menos, que cuando vas al baño, lo hagas poco a poco. La idea es que orines por 3 segundos y pares otros 3 y así hasta que elimines el contenido de tu vejiga.

3. Usa juguetes sexuales: Las bolas chinas introducidas máximo 30 minutos diarios ejercitan la musculatura interna de la vagina lo que favorece la lubricación previa al acto sexual y facilita el logro del orgasmo. Así mismo, los huevos vibradores puestos sobre el clítoris mientras tenemos relaciones con nuestra pareja, son un éxito. Recordemos si queramos alcanzar un orgasmo, lo ideal es estimular nuestro clítoris.

4. No finjas más: Fingir desorienta a la pareja, pues con ello le estamos diciendo que por ahí es, que eso es lo que nos gusta, lo cuál hará que él repita la exitosa técnica una y otra vez. Así mismo, es importante que sepas que tener relaciones sexuales no supone tener orgasmos. Si se tienen, bienvenidos y si no, también. Recordemos que el disfrute sexual comienza desde que inicia el contacto erótico y no termina con el orgasmo, ni hay que tener orgasmos para decir que ése encuentro sexual fue maravilloso.

5. La responsabilidad del orgasmo es tuya, no de tu pareja.

6. Afortunadamente los hombres no pueden fingir orgasmos, imagínese, ya serían 2.

Espero realmente que te lances al descubrimiento de tu cuerpo y logres sentir los maravillosos orgasmos a los que puedes llegar.

Que vivan los orgasmos!!!

Mis post rojos relacionados:

Mujer, ¿te masturbas?
TupperSex Cereza: El juguete al alcance de tu mano.
Los masajes de El Diván Rojo: Masajes erótico pedagógicos para parejas.
¿Eres un buen amante?
Únete al día del orgasmo mundial sincronizado.

Psicóloga Alejandra Quintero R.

La fantasía sexual según El Diván Rojo (Apunte académico)

Personal y profesionalmente considero que la fantasía sexual se puede definir como un imaginario erótico, que genera una experiencia humana integral, desde el campo psicológico y fisiológico en la cual se obtiene placer a través del uso de la imaginación.

A nivel psicológico influyen factores cognitivos como la memoria, la creatividad, la imaginación, la percepción y la sensación, entre otros, que repercuten a nivel fisiológico generando una serie de síntomas propios de la excitación sexual.

Creo además, que la fantasía sexual se genera por 3 razones:

1. Deseos por realizar algo que ha sido reprimido.

2. Simple gusto personal que no parte de un trauma o una represión.

3. Por los recuerdos de una experiencia sexual vivida con anterioridad o una remembraza reconstruida a través de la fantasía.

Mis post rojos relacionados:
Bisexualidad femenina, fantasía masculina.

Bisexualidad femenina, fantasía masculina

“Su lengua puntiaguda e inquieta lame su clítoris en acto de alabanza por el juego que esa mujer entreteje entre sus piernas en un 69 perfecto, sus uñas parecen enterrarse en sus anchas nalgas cada vez que el estremecimiento aumenta y la humedad de sus vulvas pareciera inundarlas…”

Alejandra Quintero.

Tomada de Deviant Art:
Acedia and Gula Corsets by ~AntisepticFashion.

Esta es una escena que compone la fantasía sexual de la mayoría de los hombres colombianos. Por eso hablemos un poco acerca de bisexualidad femenina, ya que la masculina no parece interesarles mucho.

Numerosas son las críticas y prejuicios de las personas cuando se enteran de la bisexualidad de otro, normalmente dicen: “Hey, imagínate que esta persona es bisexual”, o “le gusta de res y de cerdo” . Aunque es una expresión coloquial y la mayoría de las veces se usa de manera despectiva, sirve para dar claridad con respecto a la diferencia entre homosexualismo y bisexualidad. Sin embargo, ¿por que no usar expresiones similares cuando alguien es heterosexual? La explicación reside en los parámetros sociales que todos construimos, mantenemos y validamos día a día. Sin embargo, esa no es razón para quedarnos con las ideas irracionales que nos han infundado.

Tanto para la psicología como para la sexología, las diversas orientaciones sexuales como la heterosexualidad, la homosexualidad y la bisexualidad, configuran una fuerte atracción preferencial de caracter erótico y afectivo hacia personas de un sexo determinado. Están errados aquellos que consideran que la bisexualidad es una enfermedad o patología, y que lo que debemos hacer es rezar o llevarlos al médico para que se compongan.

Actualmente en Colombia se vive el boom de la bisexualidad tanto masculina como femenina; este es un momento en el que se puede apreciar en la ciudad un ambiente bisexual que antes no se expresaba. Recuerdo que varios amigos me comentaban acerca de sus experiencias y se sorprendían de la forma como estaba cambiando la “juventud”. Pero ser bisexual no es cuestión de edad ni de sexo, es una decisión.

En estos tiempos los hombres andan “expuestos” a las mujeres de sus fantasías, sirenas o dulcineas, a aquellas que sin dudarlo mucho pueden hacer sus sueños realidad. Aunque algunos pasan de un plácido sueño a una terrible pesadilla de enfermedades de transmisión sexual, problemas de pareja y destrucción de familias.

Se está convirtiendo una práctica común que adolescentes y jóvenes, reconocidas por ser heterosexuales, experimenten contactos bisexuales, o que las esposas sean condescendientes con las fantasías de su marido, (la mayoría de actos bisexuales que incluyen tríos), así en principio no les guste la idea.

En últimas, la bisexualidad femenina está de moda. Llegó el cuarto de hora para los hombres. ¿Será que en un futuro próximo, las fantasías sexuales masculinas dejarán de ser tan obvias y comunes?. No existe fantasía sin represión. Ahora que estamos dejando atrás la represión y los tabúes frente a la bisexualidad y el lesbianismo, ¿a qué fantasía migrarán?

Empero, esta no es la única razón que genera dichas ideas. Es posible que aun llegando a un nivel de baja represión cultural, se conserve la fantasía de ver o estar con dos mujeres al mismo tiempo, debido a que ésta se fundamenta también en el machismo y en la idea del hombre dominante. Un hombre es más macho, (o sea más animal) mientras pueda demostrar a los demás machos de la especie, que puede copular con la hembra dominante o con varias hembras. Es una cuestión de poder y territorio; los hombres entienden. Esto es una redención del comportamiento instintivo, evolutivo y filogenético al campo mental de las fantasías.

Pero, ¿qué pueden hacer los hombres para cumplir sus fantasías sexuales con su pareja? Muy sencillo, hablar con claridad y respeto. Hago hincapié en la palabra pareja, debido a que cumplir las fantasías sexuales con otras personas es muy fácil y no requiere método, sino un poco de dinero.

La comunicación franca, abierta y respetuosa es indicador de una relación de pareja sólida. Si Usted cuenta con esos espacios, hable con su pareja de sus deseos y fantasías. Si descubre una negativa, enfrente dicha situación con argumentos y no con prejuicios, en caso de que su pareja se niegue rotundamente a realizar sus fantasías, desista por un tiempo. Presionar no es una buena estrategia. Como decía anteriormente, la bisexualidad es una libre decisión.

Tomada de Deviant Art: porcelain kiss by ~mainoni

En el campo práctico, o sea en la vida real, una estrategia para que convierta su fantasía realidad con tu pareja (no con chicas de otra índole) es:

1. Identifique claramente cuál es su fantasía: Ver a 2 mujeres, estar con varias mujeres, realizar un trío, un intercambio o una orgía, con qué tipo de mujeres le gustaría estar, en dónde…

2. Evalué las consecuencias positivas y negativas que puede acarrear el cumplimiento de su fantasía, a nivel afectivo, emocional, familiar, económico, sexual, sentimental y en algunos casos religioso, ya que esto es causal de divorcio y excomunión.

3. Planee la situación de diálogo: sepa elegir el momento y el lugar.

4. Comunique claramente a su pareja la fantasía que desea cumplir, no sea que después se genere una frustración o grandes problemas.

5. Esté preparado para un no y una actitud defensiva frente a su propuesta.

6. Identifique cada uno de las objeciones que pueden aparecer en el transcurso de la conversación.

7. Desarrolle argumentos válidos y no amañados, frente a las objeciones.

8. No ejerza presión si su pareja mantiene la negativa. Desista de la conversación, lo más seguro es que ya dejó la inquietud en su pareja y ella no dejará de pensar en ello.

9. Toque el tema después de unas semanas o meses, para conocer que ha pensado su pareja al respecto.

10. En caso de que su pareja decida autorizarlo o acompañarlo en su fantasía, defina claramente cuáles serán las normas del juego: ¿A quién besará? ¿A quién podrá penetrar? ¿A quien podrá tocar? ¿Se permitirá el coqueteo y enamoramiento de su pareja con la otra mujer? ¿En caso de que pase, qué hará al respecto? Serán frecuentes los contactos bisexuales o será una vez para cumplir la fantasía? ¿Cómo será la relación con la otra persona?

11. ¿Tu mujer definitivamente no se siente atraída por otras mujeres y no cumplirá tu fantasía? En este caso debes respetar, valorar y seguir con tu pareja sin ejercer presión alguna. Ten en cuenta que la mujer no tiene por qué cumplir las fantasías de su compañero si no las comparte y eso no significa estar “out”.

Insisto nuevamente, esta discusión no puede convertirse en un elemento de presión para su pareja; el manejo de la sexualidad de una persona es un asunto de elección no de obligación.

O acaso ¿Ustedes se imaginan una mujer insistiendo en que desea estar con dos hombres? ¿En que esos dos hombres se besen, acaricien y hagan el amor con pasión y sensualidad, de la misma manera en que Ustedes ven a las mujeres? ¿Por qué este caso no aplica? Los dejo con esa inquietud.

Artículo publicado en la primera edición de la revista Skin Addiction.

El tamano del pene


Aquel órgano tan querido por las mujeres y venerado por los hombres a través de la humanidad, continúa siendo hoy en día uno de los puntos que sigue preocupando y cuestionando a las personas de ambos sexos, pues aclaro, no sólo a los hombres les ha de inquietar.

Pero ¿qué es realmente un pene normal, uno chico y uno grande?. El tamaño promedio de un pene erecto está entre los 14 y 17 centímetros de largo con una circunferencia de 7 a 10 centímetros. En el caso que Usted no se encuentre en el promedio, no se sienta ansioso, ni piense en cortárselo u operárselo. La única preocupación válida que sería objeto de atención, es en caso de que Usted o su pareja tengan problemas de satisfacción sexual, en donde lo recomendable es consultar al urólogo o sexólogo de confianza. O en el caso de que Usted crea que lo tiene pequeño (aunque sea normal), o no se siente satisfecho con su tamaño y tiene problemas de autoestima e inseguridad a razón de las ideas que tiene sobre su pene, recurra a un psicólogo.

Muchas féminas llevadas de la mano de los mitos masculinos, han caído en creencias irracionales acerca del pene y son promotoras expertas en mercadeo y publicidad a la hora de asegurar al público que el máximo placer sexual es consecuencia de una gran verga. Estas mujeres son conocidas como Size Queens las cuales prefieren una polla grande en sus relaciones sexuales y tienden a despreciar a compañeros de menor proporción. Aunque la verdad, todas las mujeres prefieren un pene de proporciones normales y un poco grande (no muy grande por cierto), que uno pequeño. Inclusive, a nivel de consulta, hay más quejas ginecológicas por molestias en el acto sexual con vergas grandes que con pequeñas.

La idea irracional que tienen los hombres acerca de sus órganos genitales es que un gran pene brinda más seguridad personal, más éxito en la conquista y más virilidad. Pero lo que ignoran es que se puede tener las mismas características, con una verga normal o de menores proporciones. Sepan los hombres ahora que esta falsa idea encarna un mito, no una realidad.

Pero, ¿por qué un pene grande asegura más satisfacción sexual?, ¿Acaso se hace el amor sólo con el pene?. Es importante aclarar, que el placer sexual no se concentra en la genitalidad ni en la penetración; el disfrute de la sexualidad, se enmarca en el erotismo. Lo que quiero decir aquí es que una mujer puede estar más plácida sexualmente con un hombre altamente erótico que con uno que sea portador de un gran miembro.

¿De dónde proviene este mito de que una verga grande es mejor y aporta más virilidad? Una de tantas explicaciones, pues hay varias que analizan tal situación, proviene de culturas antiguas, las cuales pintaban a sus dioses con vergas grandes. Es el caso de Hermes, Pan, Príapo, Dionisio, Baco, Osiris, Shiva que eran representados pictóricamente con vergas erectas de gran tamaño, mientras que los penes humanos fueron pintados flácidos y con proporciones normales, y en algunos casos pequeños, pues en la antigua Grecia, los hombres que lo tenían pequeño eran más estéticos y atractivos. Cosa curiosa es que aunque los dioses eran pintados con vergas monumentales, al nuestro le pintaron un “chitico”. Esto se debió a la influencia del cristianismo sobre el arte que presentaba la divinidad de Cristo de modo asexual; y aún la gente se sigue comiendo el cuento de que nació un hombre con pene pero sin deseo sexual. Sin embargo, aunque el pene de Cristo (creo que de esto no ha hablado ni el papa) no lo representan grande, se celebra el día en que Jesús fue llevado al templo a que lo circuncidaran, el 1 de enero y actualmente se pregunta si el santo prepucio como es conocido, ascendió a los cielos como lo hizo su propietario. Retomando los dioses anteriores al cristianismo, estos eran representados con hiperpenes, debido a las cualidades o dones que poseían: fecundidad, virilidad y fuerza.

Así mismo, hay razones biológicas y filogenéticas para explicar este fenómeno, una de tantas dice que un hombre con genitales grandes es más fecundo y por tanto más atractivo para las hembras que buscan reproducir la especie. En otras palabras, las hembras preferían machos dominantes con vergas prominentes para copular, debido a que les garantizaba la procreación constante; ellas debían de pensar algo así como: “con este vergón puedes copular y perpetuar la especie”. Otro dato interesante, es que estudios recientes han encontrado que los animales polígamos y con más encuentros sexuales tienen órganos genitales de mayor proporción que los animales monógamos.

Pero insisto con mi pregunta, ¿por qué algunas personas siguen conservando ideas irracionales tan arcaicas que vienen de los tiempos de upa?, ¿Acaso eres una especie que se quedó en la prehistoria?

Para terminar, quisiera retomar una acotación que hace Vatsyayana, el autor del Kamasutra, que considero despeja temores acerca de la importancia de tenerla grande. Este médico clasifica a los hombres según el tamaño de sus penes y a las mujeres según el tamaño y profundidad de sus vaginas. Según él, hay 3 tipos de hombre: la liebre, el toro y el caballo, donde el primero tiene un pene pequeño, y el último, “el semental”, lo tiene más grande. El autor aclara que a cada tipo de pene le corresponde un tipo de vagina: el ciervo, la yegua y el elefante. Por lo cual, el ideal de un hombre liebre es una mujer ciervo, del hombre toro una mujer yegua y del hombre caballo una mujer elefante.

Esta postura nos lleva a pensar que no hay penes ideales, ya que todo dependerá de tu pareja y del nivel de satisfacción que ambos encuentren. Por ejemplo, un hombre de grandes proporciones tendría dificultades en la penetración de una mujer con vagina pequeña, debido a que su estructura anatómica le imposibilita las penetraciones profundas a las que puede llegar ese gran pene. O que decir de un hombre liebre con una mujer elefante, la pobre liebre se perdería, generando poca fricción y menor profundidad.

Así que dejad atrás ideas mitológicas, reforzad la seguridad personal no en el tamaño del pene sino en tu capacidad erótica y de amar. Un buen amante no es aquel que lo tiene grande, sino aquel que es capaz de satisfacer a su pareja y así mismo.

Abreviaturas sexuales

Una de la personas que diariamente me escribe, pregunta: Qué significan las abreviaturas TS, TV, TG y SW ?
Estas abreviaturas poco a poco han aparecido en algunas páginas que tratan temas sexuales, las cuales hacen referencia a:

TS: Transexuales: Personas cuya identidad sexual es contraria a su sexo biológico,[1] es decir, la identidad sexual está en conflicto con la anatomía sexual
TV: Travestis: Es la persona que utiliza vestimenta y complementos socialmente delimitados para el sexo opuesto.
TG: Transgeneristas: Personas transexuales que se han cambiado los genitales a través de una cirujia de reconstrucción genital.
SW: Swinger: Actividades sexuales que implican el intercambio de pareja.
BDSM: Bondage, Disciplina o Dominación, Sumisión o Sadismo y Masoquismo: Práctica sexual que implica la excitación sexual a través de situaciones eróticas que impliquen dolor, sumisión y humillación.
D/S: Dominación/Sumisión
SM: Sadomasoquista

Si conocen algún tipo de abreviaturas diferentes a estas, no duden en mandarme un correo a: eldivanrojo@gmail.com, para ir ampliando este pequeño listado.

elit. venenatis accumsan fringilla ut mattis porta. dolor. sed