Bienestar sexual y erótico

Sexualidad positiva

Estamos ubicados
Online y en Bogotá
Horarios
Lun a Vie - 10am a 7pm

Sexo

Sexo

“En los últimos años, la palabra género se viene imponiendo en español, erróneamente, para reemplazar a sexo, entendido como ‘condición orgánica, masculina o femenina, de los animales y las plantas’.

Sexo proviene del latín sexus, exactamente con el mismo significado que tiene hoy en nuestra lengua, según la Academia Española. Plinio decía parere virilem sexum ‘dar a luz un varón’.

Algunos etimólogos, entre ellos Eric Partridge, sostienen que el vocablo latino puede haberse originado en secare ‘cortar‘ o ‘separar‘, como en secta, con base en en el hecho de que la población se divide en varones y mujeres.

El género en castellano no debe referirse a las personas, sino a los objetos inanimados, puesto que se trata de una categoría meramente gramatical «a la que pertenece un sustantivo o un pronombre por el hecho de concertar con él una forma y, generalmente solo una, de la flexión del adjetivo y del pronombre».

La aplicación de género a personas está basada en un error de traducción del inglés gender, que en esa lengua sí se aplica a las diferencias entre varones y mujeres, diferencias que, por lo menos desde los latinos, pero probablemente desde tiempos prehistóricos, son denotadas por la palabra que en español conocemos como sexo. Género, aplicado a personas, es un calco semántico del inglés, impulsado por la manía estadounidense de lo políticamente correcto y elevado por la fuerza a la categoría de concepto sociológico.

Etimólogo: Ricardo Soca.
Definición tomada de LA PÁGINA DEL IDIOMA ESPAÑOL.

Quisiera agregar textualmente las siguientes definiciones que aportan Corominas y Camilo José Cela sobre SEXO en sus diccionarios etimológicos:

Veamos a Corominas:

Sexo, hacia 1440. Tomado del latín sexus,-us, íd.
Derivados: Sexual, fin siglo XVIII, latino. sexualis “femenino”; sexualidad; asexual; sexuado.
Sextante, sexteto, extilla, sextina, sexto, sextuplicar, séxtuplo, V.seis Sexual, V. sexo”

Joan Corominas. Breve diccionario etimológico de la lengua castellana. Gredos, 2005. p 533.

Veamos a Camilo José Cela:

“Del latín sexus.

1. Condición orgánica que distingue al macho de la hembra.Alfonso Palencia, Vocabulario (Hill, pág. 173a): “Ändroginosus… quien tiene ambos sexos”; “Sexus comprehende la vna y la otra natura masculina y femenina faziendo apartamiento de macho y de fembra”; no en Nebrija. La definición de Academia la entiendo incompleta, o al menos poco puntual, ya que la condición orgánica que distingue al macho de la hembra es el conjunto de las condiciones anatómicas y fisiológicas que caracterizan a uno y otra y noción más amplia, por tanto, que la que señala con suficiente precisión el “órgano reproductor externo”, que estuio en la 2da acepción de este art.; en consecuencia (siguiendo Glossarium Philoxeni, “sexus, las partes vergonzosas”; Plinio y Lactancio, en la acepción restringida “vulva”; el ya citado Alfonso de Palencia, y Autoridades, “distintivo de la naturaleza del macho ú hembra”, ambos en aceps. que no interfieren en mi supuesto) me permito proponer.

2. Órgano reproductor externo del macho o de la hembra.Octava a una señorita, anónimo del siglo XVIII:

Quien goza de tu ardiente delantera
es un alfiletero. ¡Qué diablura!
por tiesa te deleita la madera
y por escurridiza la pintura;
poca es la leña para tanta hoguera;
si a un palo le reglas tal dulzura
y con él hoy tu sexo así se huelga,
¿qué haré yo con la carne que me cuelga?

fray C. Alegre, Lamentaciones de Jeremías, vs. 7-9

Tú, que atas en el mundo el nudo o lazo,
que a los sexos enreda y los excita
a fabricar un hombre en un abrazo;

Ídem, íd., versículo 35-36:

¡Cuánto y cuánto, lamenta el desatino
que la hiciera absorber el humor gálico
del ponzoñoso sexo femenino!;

en sent. Que más cabe a esta 2da acepción que propugno; Rubén Darío, La hembra del pavo real, vs. 32-35

La divina estaba desnuda.
Rosa y nardo dieron su olor..
Mi alma estaba extasiada y muda
y en el sexo ardía una flor;

Ernesto Giménez Caballero, Oda al bidet, v.38: “Porcelana: pila bautismal del sexo”; Federico García Lorca, Oda a Walt Whitman, vs.34-36:

anciano hermoso como la niebla
que gemías igual que un pájaro
con el sexo atravesado por una aguja;

el mismo, Martirio de Santa Olalla, vs. 5-8:

Un chorro de venas verdes
le brota de la garganta.
Su sexo tiembla enredado
como un pájaro en las zarzas;

Luis Cernuda, Dans ma péniche, vs. 29-34:

Pobres, amantes,
¿De qué os sirvieron las infantiles arras que cruzasteis,
cartas, rizos de luz recién cortada, seda cobriza o negra ala?
los atardeceres de manos furtivas,
el trémulo palpitar, los labios que suspiran,
la adoración rendida a un leve sexo vanioso;

Gabriel Celaya, El baño, vs 7-12:

¡Qué frío cuando entro!
La rodilla es un ramo de escalofríos raros;

Los muslos, una nube;
y al llegar hasta el sexo, libre ya de secretos
la contracción del mundo y el deseo inmediato:
Reír de gozo y miedo;

el mismo, Lo demás es silencio, pág. 45, v.9: “Me duelen la cabeza, el hígado, el bolsillo, la víscera cordial, la hormona-Dios, el sexo”; Ignacio Aldecoa, Con el viento solano, pág.19: “El cante se arrancaba de los violentos dominios del sexo”, ídem, íd., pág. 57: “El solano, a los enfermos del pecho les quita el apetito y les acaricia el sexo, los acerca a la muerte”; Juan Goytisolo, La resaca, pág.22: “Lentamente, con el sexo al aire, se dirigió a casa de Jarque y, a la vista de todos, comenzó a orinar contra el muro”.

Camilo José Cela. Diccionario Secreto. Tomo 1. Alianza-Alfaguara. 1968. pág. 48 a 50.


Para conocer más etimología referente a la sexualidad, ingresa aquí.

Libros recomendados:
Diccionario secreto de Camilo José Cela Ed. Alianza/Alfaguara. (Es uno de mis libros preferidos)

Etimología de las pasiones de Ivonne Bordelois.

Psicóloga Alejandra Quintero R.

venenatis, felis quis, id vel, libero. risus. id