Bienestar sexual y erótico

Sexualidad positiva

Estamos ubicados
Online y en Bogotá
Horarios
Lun a Vie - 10am a 7pm

El erotismo del vino. Por Hugo Sabogal.

Artículo tomado de El Espectador del 25 de Julio de 2009. Sección: Opinión.

“Sobre las virtudes afrodisiacas de esta bebida, que relaja el sistema nervioso, calma la ansiedad, desinhibe y enciende la líbido.

Desde sus orígenes, el jugo fermentado de la uva ha tenido una estrecha relación con el amor y el sexo. Para algunos y algunas, el vino es un afrodisíaco perfecto. Para otros y otras es un agente erótico, que evoca, desde la forma de la botella hasta lo más profundo de su esencia, todas las formas del amor sublime y del amor carnal.

No se trata de decir que cada vez que abrimos una botella o que llevamos un sorbo de vino a la boca nos queremos desvestir o retirarle los ropajes al prójimo. No. Lo primero que debemos reconocerle es su función de acompañante perfecto con nuestros alimentos, pues se ha comprobado que potencia los aromas y sabores de los ingredientes culinarios, mejora nuestras experiencias sensoriales en boca y nariz, equilibra las sensaciones extremas por complementación o por contraste, reduce los ácidos grasos en las carnes rojas y obra como un excelente digestivo.

En cuanto a sus virtudes afrodisíacas, habría que mirar qué tanto es el vino un instigador psicofisiológico (que agudiza nuestra agudeza táctil, visual y organoléptica) y qué tanto es un brebaje que, al ingerirse, enciende la libido en nuestro interior.

En cuanto a los cambios internos —los mismos que podríamos atribuirles a los mariscos, el ginseng, el polen, la jalea real o el viagra—, la ingesta de vino relaja el sistema nervioso, calma la ansiedad y desinhibe. En otras palabras, nos hace bajar la guardia y nos predispone a juegos que normalmente evitaríamos. El secreto está en saber dejarse llevar y en beber las dosis perfectas para evitar la advertencia que hace Porter en el acto II de la escena III de Macbeth (la inmortal obra se Shakespeare) cuando, respondiendo a Macduff, dice que una de las cosas que provoca la bebida es la lujuria: “…Señor, provoca y no provoca; provoca el deseo, pero impide el desempeño”.

Como los efectos del alcohol en el organismo se miden según el peso corporal de las personas, se ha establecido que alguien de 75 kilos de peso puede tolerar, como máximo, una media botella de vino antes de que las ondas afrodisíacas se apaguen debido a la acción de la sobrecarga. Es decir, corremos el riesgo de ahogar la euforia inicial y de entrar en el abominable aturdimiento.

Muchos prefieren pensar, más que en las propiedades afrodisíacas del vino, en su mensaje erótico. Dionisio, la deidad griega por cuyas venas se aseguraba que corrían sangre y vino al mismo tiempo, mantuvo con Eros —el dios de la atracción, el amor y el sexo— una estrecha relación, de la cual aprendimos mucho sobre el erotismo masculino. De Afrodita, en cambio, aprendimos sobre el amor entre géneros.

Si comparamos a un enófilo consumado con un hombre presa del erotismo, entendemos que su gran satisfacción siempre gira alrededor de lo nuevo y de lo variado. Le encanta voltear la vista en busca de un vestido, de una forma corporal o de una mirada cómplice. De aquí podemos inferir que los buenos bebedores de vino, como los hombres eróticos, sueñan con elegir diferentes opciones y descubrir en cada una de ellas sus misteriosas diferencias. Prefieren los tintos porque el color carmesí se asemeja al rubor de la mujer y equivale al color del amor y la pasión. Admiran las botellas con formas definidas y se dejan seducir por las etiquetas, como lo harían frente a un traje tallado.

Por su parte, la buena bebedora busca (más que formas) seguridad, delicadeza y elegancia. La seducen los vinos vigorosos y firmes, como el Cabernet Sauvignon. Más que el hombre, es dada a seguir de cerca el ritual del servicio del vino, como, por ejemplo, la forma como el descorchador se mueve rítmicamente hacia abajo para extraer delicadamente el tapón. Por su natural capacidad de captar aromas, la seduce la exhuberancia aromática, porque insinúa el aliento de su amado. A diferencia del hombre (que se inclina por las descargas súbitas), a la mujer le gustan todos aquellos sabores prolongados y persistentes.

En torno a este tema ha habido estudios científicos del vino que avalan la creencia de que sus aromas tienen sus equivalencias en las feromonas humanas, es decir, en aquellas sustancias liberadas por el cuerpo. Variedades como la Cabernet Sauvignon, por ejemplo, especialmente si se añeja en barricas de roble nuevas, huele como la androsterona, es decir, la principal manifestación del olor masculino. La champaña francesa, por el contrario, encierra un alto porcentaje de ácido isovalérico, asociado al olor a mujer.

Un escritor latinoamericano que se ha ocupado de este tema en varios escritos —y cuya lectura siempre es motivante e inspiradora, porque obliga a ver el vino desde otras fronteras— es el brasileño Marcelo Copello, quien en su libro Vino y algo más toca todos estos temas con gran tino y maestría. Dice, por ejemplo, que “cada trago de vino es un beso, un acto erótico que representa la fusión de las respiraciones y que, en los rituales tántricos, simboliza la fusión de las almas. Rápidamente el vino hará su efecto, inhibiendo la ansiedad y la timidez, calentando los cuerpos y alegrando el espíritu”.

Quienes hayan visto la película Entre copas, del director estadounidense Alexander Payne, quizás hayan percibido la enorme carga erótica de su contenido. Es, definitivamente, uno de los mejores tributos a su poder erótico.

Al final (como lo sabemos todos de manera intuitiva), el vino siempre nos hechizará, porque en sus distintos tipos y estilos encierra el mundo de los géneros. Los blancos y rosados atraen por sus expresiones aromáticas y por su suavidad (como la mujer), mientras que los tintos transmiten potencia, densidad y cuerpo (como el hombre). Igualmente, los espumantes nos envuelven en su delicioso cosquilleo, como una hábil caricia.

Afrodisíacos, eróticos y alimenticios, los vinos nos hacen sentir la vida de otra forma y, como dice Copello, nos acercan a los demás sin la presencia de obstáculos ni barreras. En otras palabras, nos permiten viajar hacia el amor un verdadero.”

Psicóloga Alejandra Quintero R.

¿Casquilleras o seductoras?

Imagen tomada de Deviant Art: Dominix : Seduction by *SanveanNils.

Hace rato no escuchaba de boca de un hombre la palabra casquillera, ¿sabrá este que es casquillera? ¿Hay casquilleros? Esta pregunta se las dejo.

Consultando un poco, el Diccionario de la Real Academia de la Lengua dice:

Casquillo. (Del dim. de casco).
1. m. Anillo o abrazadera de metal, que sirve para reforzar la extremidad de una pieza de madera.
2. m. Hierro de la saeta.
3. m. Parte metálica del cartucho de cartón.
4. m. Cartucho metálico vacío.
5. m. Parte metálica fijada en la bombilla de una lámpara eléctrica, que permite conectar esta con el circuito.
6. m. Am. Cen. y Ven. herradura (‖ de las caballerías).
7. m. Cuba. Pieza cilíndrica que protege la punta de una pluma estilográfica o de un bolígrafo.
8. m. Cuba. Refuerzo de metal que protege una pieza dental.

reír a ~ quitado.
1. loc. verb. coloq. Dar rienda suelta a la risa.

Y por ningún lado aparece la palabra Casquillera. Veamos:


¿Será que casquillera es la hermana, la hija o la nieta de casquillo? Una prueba de ADN lo demostrará.

Esta palabra para aquellas personas que desconocen su uso, contexto y vinculación emocional, hace sencillamente alusión a una mujer que da casquillo. (Revisar definición de casquillo en la parte superior) ¿Ya entienden? Aclararé un poco. Según ellos, es una mujer que es puro “tilín tilín y nada de paletas” ¿Se comprende mejor? El tilín tilín es sinónimo de dar casquillo, lo cual en lenguaje de machos hace referencia a una mujer que les coquetea, les hace creer que llegarán a acostarse con ellas y al final de cuentas sólo los deja con las ilusiones, ilusiones que a veces genera dolor testicular. (Eso dicen algunas víctimas) -Pensándolo bien, dar casquillo alimenta las fantasías sexuales-.

Esta palabra: Casquillera, se emite en tono despectivo y descalifica a la hembra etiquetada. Aclaro, sólo se aplica para hembras. ¿Existirán machos casquilleros? Insisto, esta pregunta se las dejo.

Averiguando un poco, el por qué algunas hembras dan casquillo, ellas aducen que eleva el ego cuando el otro “cae”, que les gusta sentirse deseadas, que con ello obtienen beneficios socioeconómicos como invitaciones a tomar cervecita, comprar ropa, ir a rumbiar gratis, comer en restaurantes, ir a fincas, etc, etc, etc. Como se puede apreciar es una estrategia de manipulación del erotismo evidente, en la cual muchos hombres van cayendo de manera ingenua y otros, de manera muy consciente en la artimaña planeada.

Muchos machos después de “invertir” su tiempo y dinero, concluyen que el casquillo no los lleva a ninguna parte, mejor dicho, a ninguna cama. Es la seducción por la seducción, donde el Otro se convierte en un instrumento-objeto que alimenta el ego y pone a su ejecutora en un puesto de poder donde el otro “cae” y hace lo que “yo quiera”, en otras palabras, es una estrategia de manipulación y no de seducción.

En mi caso, prefiero las seductoras y los seductores, seres humanos que creativamente buscar llamarse la atención para procurar un encuentro con el Otro, reconociéndolo como sujeto. La seducción aminora el camino para el encuentro y el casquillo procura el desencuentro. Dar casquillo o seducir es sin duda una elección personal que se decidirá según nuestros valores personales y nuestra vivencia del erotismo y la sexualidad.

Mi invitación en este caso es a elegir la autenticidad erótica, en la cual, partiendo de nuestra humanidad desnuda, frágil, contradictoria y ambivalente nos encontremos como sujetos y no como objetos que alimenten el ego de otros u otras especies, ojalá, en vía de extinción.

Trasladando la pregunta: ¿Casquilleras o seductoras? al Facebook de El Diván Rojo, esto es lo que han contestado algunas personas:


Así pues, que saquen Ustedes sus propias conclusiones.

Por cierto, ¿recuerdan las pregunta que les dejé? ¿Existirán machos casquilleros?, ¿Qué ganaría un hombre dando casquillo?, ¿Qué piensan ustedes, querid@s lector@s?

Psicóloga Alejandra Quintero R.

Seminario: Historia de la Sexualidad. 14 de agosto. U de A.

El Grupo de Investigación en Historia Social, el Centro de Investigaciones Sociales y Humanas CISH de la Facultad de Ciencias Sociales con el apoyo de la Secretaria de Salud de la Alcaldía de Medellín, los invita a participar del Seminario sobre la Historia de la Sexualidad que se realizará el próximo 14 de agosto en la Sede de Investigaciones Universitarias“.

Para ampliar la imagen, dá click en ella.


Programación:

  • Brujas e indias hijas de Saturno: Arte, brujería, sexualidad y canibalismo.
  • La memoria indígena de los abusos sexuales del clero de la gobernación de Cartagena (1580) .
  • Control y violencia sexual en América Latina durante los siglos XVI y XVII.
  • Clérigos frente a los tribunales: religión, género y homoerotismo en el periodo colonial.
  • Historia de la afectividad y el amor entre varones en las sociedades occidentales. Siglo XIX y XX.
  • “La voluntad de saber” en clave Queer.

Para mayor información ingresa aquí.

Revisa Mi Agenda Roja o la Guia Cereza entérate de la movida erótica de la ciudad.



Psicóloga Alejandra Quintero R.

Cine X Español en el Colombo Americano del 24 al 30 de julio

Cine de una X podremos ver los paisas en el Colombo.
Así pues que espero verlos por allá, pues no me pienso perder nada.

Del 24 al 30 de julio, el Centro Colombo Americano exhibirá, en asocio con la escuela de cine Black María, la más representativa selección de películas en la historia del Cine X en España, desde los años veinte hasta nuestros días.

El objetivo de este ciclo es mostrar cómo el cine porno español se ha convertido en un referente internacional. Éste ha sufrido, a lo largo de la historia, momentos importantes como la abolición de la censura, la legalización del porno en España, la crisis en 1988 y el resurgimiento en 1992 por parte de José María Ponce y María Bianco. En la actualidad, en España se producen unas 180 películas anuales, en un sector que factura 470 millones de euros al año (unos 700 millones de dólares) y dan trabajo a más de 2.500 personas.

La curaduría de la muestra estuvo a cargo de Paco Gisbert, profesor del Master de Cine X del Festival de Cine Erótico de Barcelona y contará con una función especial de Títeres porno a cargo de Adentro producciones y la conferencia Por el ojo de la cerradura: una mirada al cine X, a cargo de Ramón Pineda, Comunicador Social-Periodista de la Universidad de Antioquia y especialista en Estudios Urbanos de la Universidad Eafit.

Lo invitamos a que mire por el ojo de la cerradura y conozca más de la industria del Cine X, sólo en las salas del Colombo Americano”.
Para mayor información y revisar la tabla de programación de cine, ingresa aquí.


Revisa Mi Agenda Roja o la Guia Cereza entérate de la movida erótica de la ciudad.

Psicóloga Alejandra Quintero R.

SEXO A LO BIEN, el nuevo programa de Telemedellín sobre sexualidad para jovenes.

Sexo a lo bien, todos los lunes a las 6:30 pm sólo por Telemedellín.

Por fin va a comenzar el nuevo programa de sexualidad de Telemedellín en el cual participaré junto a Edwin Montes, rector del Colegio de la Colegiatura, como conductores de un espacio televisivo en el que los jóvenes se van a poder expresar abiertamente (eso esperamos) de su sexualidad.

La idea es enfocarse en los adolescentes y jóvenes entre 14 y 20 años para que puedan vivir una sexualidad placentera, responsable y saludable, lo cual se traduce, entre muchas otras cosas, en menos embarazos adolecentes y menos contagios por infecciones de transmisión sexual, situaciones de alta preocupación para la Secretaría de Salud de Medellín, el patrocinador del programa.

El lanzamiento del programa SEXO A LO BIEN, se realizará el 11 de Julio de 2 a 6 de la tarde en el INEM José Felix de Restrepo de El Poblado con un concurso de Tectonik.

L@s interesad@s pueden inscribirse aqui o ingresando a www.teledellin.tv.

Para aquellos adultos que no conozcan nada de tectonik, los dejo con este videito para que se vayan animando a aprender y a comprender a sus hij@s o herman@s.

Los espero en el evento para que bailemos un poco y hablemos de SEXO A LO BIEN!

Psicóloga Alejandra Quintero R.

tempus sem, et, Curabitur venenatis, dapibus Aliquam eget