Bienestar sexual y erótico

Sexualidad positiva

Estamos ubicados
Online y en Bogotá
Horarios
Lun a Vie - 10am a 7pm

Los masajes erótico-pedagógicos de El Diván Rojo en la Revista Cambio

Estos son algunos extractos de lo que escribió la Revista Cambio sobre los masajes de El Diván Rojo:

“LOS PAISAS tiraron la primera piedra. Alejandra Quintero, sexóloga antioqueña, dirige el proyecto El Diván Rojo (www.eldivanrojo.com), una página de Internet que próximamente tendrá un espacio en Telemedellín. En el sitio, Alejandra les habla con frescura de sexualidad a sus coterráneos. Hace un día tertulias eróticas para ellas; otro charlas para ellos; otro día da clases de striptease; otro, coloquios con la comunidad LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales).

Un día, ante la repetida pregunta de sus clientes sobre cómo hacer masajes eróticos, decidió buscar a una especialista en el tema y lanzarse al agua: entrenar a sus clientes en el arte del masaje erótico…

“La idea básica de los masajes eróticos-pedagógicos es ayudarles a las parejas a vivir un mejor preámbulo para un juego erótico, y así posibilitar más la intimidad y la comunicación de la pareja. En otras palabras, se trata de sacarlas de la rutina con terapias estructuradas”, explica la sexóloga.

Ella sabe muy bien que los masajes eróticos, esos que ofrecen servicio completo, están en boga: “Masaje sifón, sexo oral garantizado; masaje tailandés, ella frota sus glúteos sobre ti; masaje ruso, te acaricia con los senos… todo por 170.000 pesos”. Y, claro, muchos clientes tienden a confundir los servicios y el masaje que ofrece El Diván Rojo como una excusa para un encuentro sexual con un tercero. “Me llaman como 20 personas al día para saber si el masaje que ofrezco tiene ‘final feliz, Y no, no lo tiene, al menos no con la masajista”.

Los masajes sirven de juego sexual y son una nueva forma de abordar a la pareja, pero también están recomendados para quienes sufren de disfunciones eréctiles o para mujeres anorgásmicas porque reducen el temor o el estrés y distienden el ambiente. Además, incrementan el deseo sexual y mejoran los problemas del acercamiento erótico. “Es un buen viagra porque posibilita la comunicación y la intimidad en pareja”, asegura la sexóloga.

“Cada persona es un mundo distinto y tiene particularidades con su cuerpo -asegura la masoterapeuta Liliana María Echeverri, quien trabaja con 13 técnicas distintas de masajes terapéuticos-. De acuerdo con ello, le doy una clase a su pareja, le enseño la manipulación especial de cómo hacer el masaje y en qué partes del cuerpo, para que recupere la vitalidad, la seguridad en sí mismo y, si lo desea, esté listo para una relación sexual”.

La gran diferencia es que los masajes no los hace un extraño sino su pareja, lo cual puede llegar a ser muy placentero.

Para seguir leyendo ingresa a la Revista Cambio.

Y aprovecho para aclarar, no soy sexóloga, soy erotóloga de nacimiento. Soy una psicóloga especializada en temas sexuales y eróticos.

Mis post rojos relacionados:

Los masajes de El Diván Rojo: Masajes erótico pedagógicos para parejas.
Fotos de los masajes eróticos de El Diván Rojo (los únicos masajes eróticos sin final feliz).

Psicóloga Alejandra Quintero R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

justo Donec commodo dolor efficitur. luctus ut id