Bienestar sexual y erótico

Sexualidad positiva

Estamos ubicados
Online y en Bogotá
Horarios
Lun a Vie - 10am a 7pm

Un penne a la puttanesca, por favor !


Definitivamente comer es uno de mis grandes placeres y aunque no estoy en el famoso restaurante Te Mátame Ramirez, trato de vivir los momentos gastronómicos de una forma muy sensual.


Imagen tomada de Deviant Art: Eat me by ~autumnslazybones.

Tramezzinni es uno de mis restaurantes favoritos de comida italiana que queda en el sector ubicado en la zona rosa de El Poblado en Medellín. Y justamente rosa era la zona donde me encontraba con unos amigos (eso no era gratuito) revisando la carta mientras el mesero esperaba atento el pedido. “Un penne a la puttanesca, por favor”, irrumpí en el silencio con esta sentencia o solicitud que fue amenizada con algunas risas, prontamente apoyada y repetida por parte de uno de los comensales y felizmente patrocinada por el bolsillo de mi amigo.

Poco a poco me fui comiendo cada uno de los penes que me sirvieron, perdón, de los p e n n e s, si, es con doble ene, que allí se encontraban en ese plato, como esperando que una mujer los posara sobre su boca y fueran saboreados, pues válgame dios que para eso fueron preparados. Todos sabemos, y no hay que ser un amante a la cocina, que los pen(n)es fueron hechos para el deleite de una boca cálida y húmeda. (Por una o por dos? Por ambas)

Hablando con Edelberto el mesero, me comentó que la solicitud de ese plato siempre eleva el rubor y las risas de los presentes. Cuenta él que una vez, una pareja llegó al restaurante y la mujer, después de mucho pensarlo pidió penne a la puttanesca, para lo cual, el esposo le respondió: “Mija, ¿y no quedó contenta con todo el que le di ayer?”.

Les confieso que nunca había tenido tantos pennes ante mis ojos y en mi boca por sólo $22.500=, esto realmente es … fenomenal.

Como daticos generales, les cuento que los pennes son un tipo de pasta corta y cilíndrica con estrías en su parte exterior, que no miden más de 2 centímentros, mejor dicho, casi un micropene.

Y la puttanesca es un tipo de salsa picante elaborada a base de tomates frescos, aceite de oliva, ajos, cebollas, alcaparras, entre otros, que preparaban las prostitutas de Nápoles.

Espero que hayan quedado super antojados de comer algunos pennes a la prostituta, en un buen restaurante de comida italiana. Sin embargo, recuerde que la carta de un restaurante italiano está obviamente en italiano, entonces cuando vaya a realizar el pedido, diga sin temores: “Un penne a la puttanesca, por favor“, pero recuerde pronunciarlo con doble n, para que no le lleven otra cosa.

Recuerda visitar Mi Cocina Erótica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

commodo venenatis ut amet, elit. luctus