Bienestar sexual y erótico

Sexualidad positiva

Estamos ubicados
Online y en Bogotá
Horarios
Lun a Vie - 10am a 7pm

Cuando Alejandra pasa. Por: Víctor Raúl Jaramillo

 

Cuando de nuevo sea árbol, átomo disgregado enalteciendo la tierra con sus raíces que maduran en frutos de mujer molotov, sexíbora y ferótica, los jóvenes la recordarán como una belleza inteligente que se creó a sí misma. Por ahora, Alejandra pasa con su cabeza alta y su cabello negro hasta las nalgas: látigo promulgando la abyección. Sus ocho ojos —porque todo en su cuerpo ve— buscan la grieta para excitar las calles por donde camina, tranquila y serena, en una danza indómita que incendia la ciudad. Ella, la incendiaria.

Yo he estado sereno y tranquilo en su lengua: sus besos han sido luz de luna; mieles de sacerdotisa cuidando mi muerte; y yo, la serpiente roja que abrazó al verdugo de sí mismo, creador de utopías más allá de su estatura, bramo en la alta noche para que me escuche. Todo —y lo sabe— comienza cuando dos miradas se cruzan llenándonos de asteroides.

Cuando Alejandra sea carne de la tierra, avidez de cuerpos heridos bajo la lluvia, todos recordarán cómo dominó con su juventud y belleza. Y quien la haya vivido no podrá olvidar nunca su paso por la sabiduría de la diosa. Este es su presente sensual y sexual; en estas curvas de tinta sobre el papel está su avolcanada revolución hedonista.

Habrías de verla para saber que cambiará algunas cosas en el mundo: un tono, una luz, una manera de gemir… ¡sea!

Víctor Raúl Jaramillo  Extracto del libro: Palabras como cadáveres

Victor Raúl Jaramillo

Psicóloga Alejandra Quintero Rendón – eldivanrojo@gmail.com – @eldivanrojo

One comment on “Cuando Alejandra pasa. Por: Víctor Raúl Jaramillo

  1. PALABRAS COMO PARA BRINDAR CON UN VINO ROJO DE SABOR FUERTE Y SECO…!!GLUP¡¡¡ A LA SALUD ¡¡¡ DE MI DOCTORA FAVORITA

    ATTE MARCENARO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

neque. adipiscing felis elit. ut vel, id, consequat. commodo consectetur ipsum